Diario

No quiero dejar atrás mis miserias, creo que en momentos son lo que me inspira, alguien me lo dijo: --Eres pesimista como el alma de las sirenas…. Todavía no entiendo lo de las sirenas, pero seguro que en el mismo mundo de lo que se vive, de lo perplejo y profundo encuentro en mis entrañas, lo sensual, en lo roído por los pensamientos, mi ser y en los sellos naturales, mi esencia.

las rutas

Los signos, los posibles elementos de lectura, la urbe edificada o teorizada se ve en las rutas y no en los lugares.
Hay distinciones , porque ahora nada es estático y sólido, la fuerza se une a los múltiples vectores de la cotidianidad. Abandonando la ciudad de plazas y monumentos , hay en la avenida, en esa calle , la ciudad de nuestras ilusiones, miedos y fragmentos íntimos. En esta Ciudad inédita suponemos conductas, comportamientos, uso de los espacios.
La ciudad de la plaza es la ciudad de los signos y la otra ciudad de las presencias , situaciones efímeras, de los signos arbitrarios y cambiantes.

D.F 2006

El recorrido hace la ciudad



Escuchar Canción.

Los 10 mandamientos, las 7 maravillas del mundo, los pecados capitales, La imagen y semejanza de Dios en la furia esclava de los empleados de la empresa de gaseosa y el programa diario de la televisión; Las dosis de secretos en alimentos instantáneos y la pelea constante por el paraíso en los minutos a celular a $ 250. El territorio no tiene limites, ni espacios codiciados y los días se venden en las esquinas como cigarros y golosinas.

El lugar de encuentro es disperso y las conquistas se ven tras las vitrinas de los centros comerciales. En las vallas se anuncian los criterios de vida y la popularidad de un desconocido. En los miradores la gente observa su lugar, el mirador es el centro , la nueva plaza y adentro o afuera la ciudad, concentra más mapas que territorios.

En la hora del final y el comienzo, los espacios aumentan, se contraen y expanden; la ciudad tiene varias historias, una leyenda, un mito o la vida y gracia de un personaje.

Los miedos nacen en el cruce de una calle, en el espacio del cansancio, en la distancia de un lugar, en lo ajeno, en lo que no pertenece. La ciudad es ya un recorrido de fragmentos, una avenida donde hay espacios – eventos fascinantes y de espectáculo, la ciudad sentida o tal vez la ciudad memoria y justo simulada.


Bogotá D. C. 2005 .

Retratos II

I

Es una fabula inventada en las noches de delirios y pasiones secretas.
Las formas son mentiras, como su nombre y las historias que recrea bajo el alcohol y la supremacía de su mirada.
Es Un hombre ? Nadie lo sabe, sólo su personaje lo sabe. Es una mujer? Es la teatralidad de los deseos y la hermosura de un engaño.

II

Delineando perfectamente la noche y las lagrimas que se derramarán en la mesa, sus labios adquieren un color carmesí evocador de cortesanas fuertes y desnudas. Las serpientes invisibles pero peligrosas le caminan por la espalda con la seducción propia de su voz ebria y profunda.

La belleza no la traiciona ni la olvida… Camina lentamente con la sonrisa despiadada de una bruja y mirando a sus Pobres y miserables Clientes, elije , como toda una dictadora a su hombre, al que le manchara su cuerpo con desdichas y palabras de vergüenza.


III


Repite melodiosamente como la oración antes de acostarse : No Quiero llorar frente a ustedes.
Su maquillaje se desliza por su rostro , grietas oscuras sobresalen en sus mejillas volviendo su imagen desconocida…

Lejos de la cacería nocturna Ella no existe, se pierde en la legalidad del día que la aniquila. Espera la noche, su tiempo, para volver a ser amada por cuerpos sórdidos y ansiosos.

Boceto. (Borrador)

Retratos I

…Él visitaba todos los fantasmas tratando de encontrar su propia carne y una historia para verse en el presente.
tenía tanta fuerza para amenazar su existencia que comprendía con sus huesos que ya no habría paraíso ni amores.
Odiando tantas flechas sin cuerpo y esa hora exacta de la despedida, los recuerdos dolían, cada segundo lo deterioraba.
Sólo entregó su palabra y sin más remedio tuvo que ocultarse entre el ruido y las imágenes atrevidas de la vida.

He visited all of the ghosts trying to find there own bodies and a story to see them in the present.
I had so much force to threaten their existence that I understood with their bones that there would no longer be paradise or loves.
Hating so many arrows without body and at that exact hour of the goodbye, the memories hurt, every second detiorated him.
He only gave his Word and without remedy had to hide himself amongst the noise and the bold images of life.

Boceto (Borrador)

OJOS DE PERRO AZUL.

Cuando se cruza la experiencia con la literatura. Inspirada en el cuento Ojos de Perro Azul de Gabriel García Marquez.


Aunque pronunciara con voz apagada, como de miedo : Ojos de perro azul. Vago y suavemente sentía que cerca de mis inclemencias, de la invocación casi inútil, provocaría el encuentro. Tal vez cuando se olvida el sueño, o la forma intima de esa presencia no hay más remedio que volver a nacer.
Cuando estaba sola, con la sangre fría y apartada de la entrega absoluta, lo ví, con mirada profunda descendiendo de mi corazón. Suplicaba que no escapara y junto a él volviera a presenciar la escena que había inventado en mi habitación. El abismo continuaba, prolongando una sensación de melancolía de volver a perder su rostro bajo la mirada esquiva de mis emociones. Yo recordaba que había escrito su nombre en todas partes, en las mismas en las que él había habitado, pero, Padecía de algo peor que su amnesia de no recordar el sueño de la noche anterior, no recordaba el nombre que había escrito con tanta certeza en todos los lugares y tiempos del mundo.


La Calera, tiempo de poca carne y frío en los huesos.

Si me he perdido en las pasiones no es por torpeza, es simplemente por lo dividido del ser. El alma separada del cuerpo, mentira casi sentencia.

No procuro adivinar cómo conquistar, no hay medios para hacerlo. Se acabaron las posturas y los remedos de un encuentro. No tengo destino, he renunciado a ello, cuando supe que el azar y la necesidad , como fórmula de existencia me llevan a combinar el deseo con lo imaginado. Ni en la gloria y el arrepentimiento hay posibilidad para enamorarse, es enfermar la vida. No es posible seguir en la batalla, desangrando y jugando a creer que no ha pasado nada. Tal vez, luego de los años
y las decisiones, lo más sano , es prescindir de ese motivo casi venenoso, de sostener en mi mano la mano de otro.


Medellín, Volviendo a ubicar lo perdido . tiempos de despecho

Descubrir

Descubrir:

La memoria
Los dedos y su estrategia
El alfabeto , sus formas y sonidos
La hora y su movimiento fragmentario
Las escalas y lo invisible de la distancia
El reflejo y los espantos
Un movimiento ligero , pesado y mortal: la gravedad
Poder morir
Las imágenes y el sonido
El agua en sus estados : los cambios
La distancia
El sabor
Los recuerdos
La diferencia
los sueños
Los labios
La piel y su ceguera
Lo circular del mundo.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

Blogger Template by Blogcrowds.