OJOS DE PERRO AZUL.

Cuando se cruza la experiencia con la literatura. Inspirada en el cuento Ojos de Perro Azul de Gabriel García Marquez.


Aunque pronunciara con voz apagada, como de miedo : Ojos de perro azul. Vago y suavemente sentía que cerca de mis inclemencias, de la invocación casi inútil, provocaría el encuentro. Tal vez cuando se olvida el sueño, o la forma intima de esa presencia no hay más remedio que volver a nacer.
Cuando estaba sola, con la sangre fría y apartada de la entrega absoluta, lo ví, con mirada profunda descendiendo de mi corazón. Suplicaba que no escapara y junto a él volviera a presenciar la escena que había inventado en mi habitación. El abismo continuaba, prolongando una sensación de melancolía de volver a perder su rostro bajo la mirada esquiva de mis emociones. Yo recordaba que había escrito su nombre en todas partes, en las mismas en las que él había habitado, pero, Padecía de algo peor que su amnesia de no recordar el sueño de la noche anterior, no recordaba el nombre que había escrito con tanta certeza en todos los lugares y tiempos del mundo.


La Calera, tiempo de poca carne y frío en los huesos.

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Blogger Template by Blogcrowds.