Es a veces necesario hacer parte del parlamento y sacar la lengua después del discurso, comer gomitas y respirar más rapidito para sentir que el pulso no se pierde. Es a veces necesario, tomar una copa de vino e imaginar el fin del mundo desde la azotea. Olvidar la estrofa de la canción e interrumpir con una larga carcajada el más solemne himno de independencia. Es a veces necesario matar una paloma y no hacerse cargo del entierro, no creer en el amor, acomodar,volver a uno con orgullo y sin piedad,  tomar coñac cruzando los dedos porque tu adorable sonrisa no desaparezca tan rápido.

Poética del movimiento. Creado para compartir las vivencias.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

Blogger Template by Blogcrowds.