Sin escondite: V.

Olvidaste tu nombre, como tus marcas y las presas en la mesa. No se puede Dejar de lado los desgarros y el abandono de las víctimas cuando el tiempo mismo los recuerda.

Poética del movimiento. Creado para compartir las vivencias.

Entradas más recientes Entradas antiguas Página principal

Blogger Template by Blogcrowds.