El subtitulo.


 Visible y amarillo, traducción a medias o completa , esquivo en momentos pero traduciendo sin perturbar  el idioma original,  el ojo hace las maniobras para obtener la escena con la suciedad de sus líeneas en la pantalla.

Ya es iconico , su color y tipografías nos remiten al  movimiento y sonido, a pantallas y una historia. El diálogo subtitulado  como en una viñeta expandida ante nuestros ojos en pantallas.


Es un bonito elemento para  la  historia  en pantalla, como una bonita porcelana o la cucharita que embellece la taza de café.   Por capricho o ese esteticismo  romántico buscaré el subtitulo antes que un doblaje y  así sepamos inglés, francés o cualquier idioma en el que se cuentan las historias ; en algunos estados sentimentales  es mejor subtitular la vida en el idioma emocional de nuestras historias.


Poética del movimiento. Creado para compartir las vivencias.

1 comentarios:

Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

7 de octubre de 2012, 12:20  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Blogger Template by Blogcrowds.