Sin pasión:

Suplicas inútiles, acciones sin sellos , ni marcas que produzcan quiebres, mezclas y vibraciones.
Condensamos la humillación en favores que deben ser recompensados.
Somos cobardes ante lo lejano. Padecemos ante la diferencia.
Nos abandonamos en el llanto sin sangre, sin sentido de lo que está pasando.
No desafiamos la historia , la queremos perpetua en nuestras manos.
Residimos en la quietud, sin sorpresas e invenciones.

1 comentarios:

me parece muy interesante la forma en la que fusionas ,,,lo urbano,,lo arquitectonico en metafora y lo haces poesia es,,diferente tu tecnica es innovadora,,,

29 de diciembre de 2009, 13:04  

Entrada más reciente Entrada antigua Página principal

Blogger Template by Blogcrowds.